Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Share this Artículo
X
Niño tocando su estómago

Trastornos del sistema digestivo de los bebés

(0 Comentarios)

Conoce todo sobre trastornos del sistema digestivo.

Lunes, Noviembre 15, 2021 - 12:41

¿Cuál es la función del tracto gastrointestinal?

El aparato o sistema digestivo tiene como función principal lograr que el alimento que es llevado a la boca, pueda ser digerido y absorbido, con el fin de que sus nutrientes sean utilizados y se permita el normal crecimiento y desarrollo de un bebé.

 

En este proceso se involucran varios órganos del sistema digestivo, comenzando por la boca, en la que se lleva a cabo la masticación, luego el alimento pasa al esófago y al estómago, donde continúan los procesos de digestión; tras esto, el alimento pasa por el intestino delgado, donde se hidroliza en partículas muy pequeñas para que se realice la absorción de nutrientes.

 

Algunos restos de alimentos, fibra y agua son transportados y utilizados a lo largo del intestino grueso para luego ser expulsados cuando ya no cumplen con alguna función.

 

Conoce sobre el aparato digestivo de los bebés

 

¿Qué son los trastornos gastrointestinales?

 

Los trastornos gastrointestinales son una consulta común en pediatría y se caracterizan por presentar un grupo de síntomas que pueden tener un origen orgánico o funcional, siendo este último el más frecuente.

 

Al ser funcionales, generalmente no tienen una explicación clínica clara, sino que se presentan por una interacción entre el intestino y el cerebro, es decir: las emociones, los pensamientos y las percepciones influyen en todas las funciones que tiene el intestino.

 

A su vez, este trastorno gastrointestinal es percibido por el cerebro y puede afectar ciertos comportamientos de tipo emocional, dando una respuesta exagerada a estímulos.

 

Dentro de los trastornos funcionales más frecuentes en bebés están: el dolor abdominal recurrente, el estreñimiento crónico funcional, el reflujo gastroesofágico y las alergias alimentarias.

 

Además de dolor en la parte alta del abdomen, los bebés pueden presentar distensión abdominal, acidez, náuseas o vómitos, e incluso, saciedad precoz, sobre todo tras la ingesta de alimentos, aunque los síntomas no siempre están relacionados con ésta.

 

En la mayoría de los casos, se trata de una alteración benigna, pero que si no se vigila y se trata a tiempo, interfiere con las actividades de la vida diaria del bebé, afectando su calidad de vida.

 

La microbiota intestinal es el conjunto de bacterias que habitan el intestino y que cumplen un papel importante, pues son indispensables para el normal crecimiento del bebé, así como para el normal desarrollo de su sistema inmune.

 

Al mismo tiempo, distintos factores de estrés físico y social pueden modificar la composición de la microbiota intestinal, alterando la colonización y dando lugar a otros microorganismos que ya no son benéficos.

La alimentación influye en el correcto funcionamiento del sistema digestivo de los bebés

 

También puedes leer: La nutrición de tu niño pequeño de los 12 a los 24 meses

 

¿Cómo tratar los trastornos gastrointestinales en bebés mayores a un año de edad?

 

Es importante tener en cuenta que los hábitos alimentarios tienen una gran influencia en este tipo de trastornos funcionales, por eso es necesario que los bebés cuenten con una alimentación saludable y balanceada.

 

Durante los primeros seis meses de vida, la leche materna cumple con un papel esencial en el crecimiento y desarrollo de los niños, fortaleciendo el sistema inmune y desarrollando una flora intestinal protectora.

 

Con el inicio de la alimentación complementaria, brindarás aportes suficientes de nutrientes como proteínas de alto valor biológico, hierro y zinc, a través de alimentos como carne, pollo y pescado; con la ingesta de frutas, verduras y cereales, darás a tu bebé un aporte de fibra prebiótica, vitaminas, minerales y carbohidratos.

 

Lo ideal es que al primer año de vida, incorpores en la alimentación de tu hijo alimentos y preparaciones familiares, velando porque haya variedad y promoviendo hábitos familiares saludables.

 

Si tu bebé presenta estreñimiento funcional, es necesario hacer un análisis del tipo de alimentación que lleva. Para estos casos, se hace énfasis en el proceso de masticación, la cantidad y calidad de fibra que están consumiendo y el aporte del agua que consumen.

 

Una correcta masticación hace que los alimentos pasen más triturados por el sistema digestivo, facilitando el proceso de digestión y absorción. Por otro lado, la variedad de alimentos promueve una microbiota intestinal adecuada, donde se proteja el intestino y haya microorganismos benéficos para la salud.

 

Recuerda que los prebióticos son el alimento propicio para el mantenimiento de estos microorganismos.

 

El consumo de agua permite que los bebés estén hidratados, las heces sean más blandas y se presenten menos molestias gastrointestinales. Adicional, promover la actividad física en tu hijo desde muy pequeño, contribuye al buen movimiento intestinal.

 

Si tu bebé mayor a 1 año presenta algunos síntomas gastrointestinales, puedes optar por un alimento lácteo como NAN® Comfort 3, que asegura el aporte de fibra prebiótica, cuenta con una proteína que facilita el proceso de digestión, así como algunos probióticos, que permiten una disminución de los síntomas asociados a molestias menores del sistema digestivo.

 

AVISO IMPORTANTE: La leche materna es el mejor alimento para el niño. NAN® Comfort 3 es un alimento lácteo complementario de la leche materna a partir de 1 año de edad.

 

 

*Triple combinación: Proteína Parcialmente Hidrolizada, Probiótico y Prebióticos. Una adecuada alimentación y un consumo regular de alimentos con microorganismos probióticos puede ayudar a normalizar las funciones digestivas y regenerar la flora intestinal acompañado de actividad física regular.

 

Creemos que la lactancia materna es el comienzo nutricional ideal para los bebés, ya que la leche materna les proporciona una dieta equilibrada y protección contra las enfermedades. Apoyamos plenamente la recomendación de la Organización Mundial de la Salud de que la lactancia materna sea exclusiva durante los primeros seis meses de vida, seguida de la introducción de alimentos complementarios nutritivos adecuados y de la continuación de la lactancia materna hasta los dos años de edad. También reconocemos que la lactancia materna no siempre es una opción para los padres. Le recomendamos que hable con su profesional sanitario sobre cómo alimentar a su bebé. Si decide no amamantar, recuerde que esa decisión puede ser difícil de revertir. La introducción de la alimentación parcial con biberón reducirá el suministro de leche materna. El uso de preparados para lactantes tiene implicaciones sociales y económicas que debes tener en cuenta. Dado que los bebés crecen a ritmos diferentes, pida consejo a su profesional de la salud sobre el momento adecuado para que su bebé empiece a comer alimentos complementarios. Los preparados para lactantes y los alimentos complementarios deben prepararse, utilizarse y almacenarse siempre según las instrucciones de la etiqueta para evitar riesgos para la salud del bebé.

 

También puedes leer:  ¿Qué es la flora intestinal?

 

Leer más

Inscríbete al Programa de los primeros mil días

Forma parte de esta gran comunidad y recibe toda la información que necesitas para darle a tu pequeño un comienzo sano y una vida sana.

  • Aprende a tu ritmo todo sobre la nutrición de tu hijo
  • Herramientas prácticas para ti y tu pequeño
  • Recibe información importante en tu correo
  • Aprende deliciosas y nutritivas recetas
Contenido relacionado
Calificación
Buscar

¿Aún no has encontrado
¿Qué estás buscando?

Prueba nuestro nuevo motor de preguntas inteligente. Siempre tendremos algo para ti.