MyFeed Personalized Content
0-6 meses
Artículo
Add this post to favorites

Papel de los Probióticos en la intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa se define como un padecimiento en el que tu bebé no tolera la lactosa, (el azúcar de la leche) por presentar una deficiencia en una enzima intestinal llamada lactasa, que es la que permite el rompimiento de la lactosa en sus dos componentes glucosa y galactosa en el intestino.  

2min lectura Jun 8, 2020

Primero que todo empecemos con algunas definiciones

Intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa se define como un padecimiento en el que tu bebé no tolera la lactosa, (el azúcar de la leche) por presentar una deficiencia en una enzima intestinal llamada lactasa, que es la que permite el rompimiento de la lactosa en sus dos componentes glucosa y galactosa en el intestino.  Como consecuencia se puede presentar diarrea, distensión, flatulencia, dolor abdominal y/o vómitos con el consumo de leche.

La principal causa de esta intolerancia a la lactosa en los bebés es por una deficiencia secundaria de lactasa ocasionada por una diarrea viral.

Probióticos

Los probióticos son microorganismos vivos protectores, los más comunes son el lactobacillus y bifidobacterium que, se encuentran naturalmente en la leche materna.

Estos probióticos al ser agregados en la alimentación resultan beneficiosos para el desarrollo de la flora intestinal. Además, se ha comprobado que algunos probióticos colaboran con el alivio de los síntomas de la intolerancia a la lactosa porque ayudan a digerir la lactosa de la leche y evitan el sobrecrecimiento de los microrganismos patógenos.

Si tu bebé presenta intolerancia a la lactosa, nunca debes suspender la leche materna.

Si la diarrea de tu bebé dura más de 5 días o está presentando otros síntomas que te hacen pensar en intolerancia a la lactosa y tu bebé se está alimentando con fórmula infantil, debes consultar a tu pediatra, quien te recomendará la fórmula infantil especial para estos casos.