MyFeed Personalized Content
Artículo
Add this post to favorites

Nutrientes que ayudan a fortalecer el sistema inmune de los bebés

¿Seguramente te preguntarás cómo ayudar a fortalecer el sistema inmune de tu bebé? No te preocupes, una de las claves está en la alimentación balanceada, por eso, descubre cómo algunos nutrientes pueden influir positivamente en la salud de tu hijo.

4min lectura Mar 8, 2022

¿Qué es el sistema inmune y cómo actúa?

El sistema de defensas (sistema inmune) es el conjunto de mecanismos que permiten al organismo defenderse de “agresores” tales como los virus y bacterias que provocan enfermedades y afectan el crecimiento y desarrollo en un bebé. Está conformado por células, tejidos, órganos y sustancias que actúan de manera conjunta para ofrecer protección al cuerpo. 

 

El sistema inmune puede ser dividido en dos mecanismos de defensa: la respuesta innata y la adquirida, las cuales trabajan de manera estrecha.  

 

La respuesta innata está compuesta por componentes celulares y humorales e incluye la piel y los mecanismos de defensa externos. Por su parte, la respuesta inmune adquirida se compone de elementos celulares. En general, ésta requiere de la integración de funciones para el procesamiento de antígenos adecuadamente.  

 

Ante la aparición de un agresor, virus o bacterias, el sistema inmune entra en alerta y procede a activar todos los mecanismos para que respondan a esta agresión. En los niños, éste tiene una fuerte relación con la capacidad de resiliencia, es decir, tiene la habilidad de atravesar situaciones adversas y fortalecerse de ellas.  

 

Desde el nacimiento, el desarrollo del sistema inmune en los niños está relacionado con estímulos procedentes del entorno, la alimentación y las emociones. Desde el paso del bebé por el canal del parto hasta la más avanzada edad, el sistema inmunitario está en continuo desarrollo, afectado principalmente por estos tres factores.  

 

A través del canal del parto, el recién nacido adquiere una flora intestinal, influyendo en la programación y desarrollo del sistema inmune a lo largo de la vida.

Cómo fortalecer el sistema inmunitario de tu bebé

 

También puedes leer: Actividad física desde pequeño 

 

¿Cómo fortalecer el sistema inmune? ¿Cuáles nutrientes son claves para fortalecer el sistema inmune?

El recién nacido recibe leche materna que aporta sustancias que fortalecen el sistema inmune: producción de inmunoglobulina A (IgA), agentes inmunomoduladores y glicanos. 

 

La principal función de la IgA es reconocer y neutralizar algunos virus, bacterias, enzimas y toxinas, lo cual brinda inmunoprotección pasiva al recién nacido contra infecciones gastrointestinales y respiratorias. 

 

Otra característica importante de la IgA es su resistencia a la degradación, es decir permanece en la mucosa intestinal lo cual evita que las bacterias se adhieran y no penetren y así evitar las infecciones. 

 

Otros componentes que tiene la leche materna y que trabajan para beneficiar el sistema inmune son lactoferrina, citocinas antiinflamatorias, antioxidantes, etc., que en general aceleran la maduración de la barrera de la mucosa intestinal, y por tanto disminuyen los riesgos en los niños de presentar  enfermedades infecciosas. 

 

La leche materna también contiene un grupo de de carbohidratos, indigeribles por el intestino que sirven como alimento a los probióticos, permitiendo una flora intestinal saludable. Estos oligosacáridos son conocidos como prebióticos.  

 

Otros nutrientes claves son el zinc y la vitamina A que juegan un papel importante en la inmunidad del bebé. El zinc tiene una función protectora en el tracto gastrointestinal, en las vías respiratorias y ayuda en la recuperación del pequeño cuando presenta desnutrición. Por su parte, la vitamina A disminuye el riesgo de que se presenten enfermedades y si se presentan, ayuda a una más rápida recuperación. 

 

En la medida que el niño crece e inicia la ingesta de diferentes alimentos, obtendrá los nutrientes mencionados anteriormente, que dentro de sus diferentes funciones está incluida la protección ante la aparición de algún agresor. Por esto, más que un solo alimento que pueda fortalecer el sistema inmune, una alimentación balanceada, que tenga todos los grupos de  alimentos, en cantidades adecuadas según el grupo etario, permitirá esta protección. 

Una alimentación balanceada influye positivamente en la salud infantil

 

¿El sueño ayuda a fortalecer el sistema inmune?

 

El sueño es un componente vital para el equilibrio biológico de los más pequeños, ya que ayuda a la restauración energética y anímica. En ese sentido, el médico pediatra Martin Gruenberg remarcó que “para lograr niveles de inmunidad y protección natural adecuados, un niño de un año debe dormir entre diez y doce horas diarias, mientras que los mayores de 24 meses aproximadamente diez horas por día”.

 

Alíate de alimentos lácteos como NAN® OPTIPRO® 3, NAN® Supreme 3 y NAN® Comfort 3

Alimentos lácteos para niños mayores de 2 años, como NAN® OPTIPRO® 3, NAN® Supreme 3 y NAN® Expertpro Comfort 3 contienen probióticos como L. rhamnosus y B. longum y L reuteri que junto con la fibra prebiótica, hacen parte de una alimentación balanceada y contribuyen a la respuesta normal del sistema inmune. 

 

 

También puedes leer: Cuestionario acerca de la lactancia