MyFeed Personalized Content
6-12 meses
Artículo
Add this post to favorites

Los beneficios del hierro en los niños

El hierro es un nutriente esencial en el crecimiento y desarrollo del niño, el cual debe recibir en su organismo desde que nace, y más adelante en la alimentación complementaria. Pero, ¿Por qué es tan importante?, ¿qué le aporta al niño?, ¿dónde se puede encontrar? Y ¿qué pasa si hay deficiencia de hierro?.

2min lectura Jun 9, 2020

El hierro hace parte de la hemoglobina, proteína encargada de transportar oxígeno a todos los tejidos, incluyendo al cerebro.

Una alimentación rica en hierro favorece el desarrollo de los niños sobre todo en sus habilidades mentales: inteligencia, percepción, atención, aprendizaje, comprensión, etc.  

Consecuencias de la carencia de hierro…

  • Lo más común es la anemia ferropénica, que lo hace ver pálido, débil y con falta de concentración.
  • Retraso en su desarrollo psicomotor
  • Alteraciones en su comportamiento
  • Menor desempeño escolar
  • Dolores de cabeza inexplicables.
  • Alteración en el sistema inmunológico.

La anemia por deficiencia de hierro es una enfermedad común en pediatría y de distribución mundial. Los niños más susceptibles son aquellos que se encuentran entre los 6 y los 24 meses de edad.

En Colombia,  3 de cada 10 niños entre 6 y 11 meses de edad tienen anemia por falta de hierro.

Alimentos ricos en hierro…

  • Las carnes rojas son fuente principal de hierro tipo heme (se absorbe fácilmente).
  • Cereales infantiles fortificados con hierro.
  • Los granos como las lentejas, el garbanzo y fríjoles, y las verduras como la espinaca y la acelga, contienen hierro no heme, el cual puede o no absorberse por interacción de otros alimentos. Por ejemplo, el café inhibe su absorción en cambio el consumo de alimentos ricos en vitamina C favorecen la misma.

Sabías que: Las coladas de plátano y de avena tienen un aporte casi insignificante de hierro. Por eso, no deben ser recomendadas como alimentos primordiales en la alimentación complementaria de los bebés porque ellos son los más susceptibles a la anemia.  

Recomendaciones: La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda las carnes y los Cereales Infantiles fortificados con hierro como alimentos ideales para el inicio de la alimentación complementaria en los lactantes.