MyFeed Personalized Content
0-6 meses
Artículo
Add this post to favorites

Cuestionario acerca de la lactancia

¿Tu bebé está recibiendo lo suficiente?

2min lectura Jun 8, 2020

1) ¿Mito o verdad?

Los patrones de alimentación y el comportamiento de tu bebé son las mejores pistas:

 

¡Verdad!

Observa las pistas de hambre y satisfacción. Si deja de comer y se desprende de tu seno, ¡puedes suponer que está satisfecho!

Tu bebé es en realidad el mejor indicador de cuándo tiene hambre y cuándo ha comido lo suficiente.

 

ES BUENO SABERLO

Si tu bebé está ignorando tu pezón o volteando hacia otro lado, esa es una señal de satisfacción. ¡Ha comido lo suficiente!

 

2) ¿Cómo puedes saber si tu bebé está consumiendo suficiente leche materna? 

• Estás amamantando a tu bebé por lo menos ocho veces durante cada período de 24 horas.

• Después de la primera semana, está aumentando alrededor de 30 gramos de peso al día.

• Moja seis o más pañales y tiene por lo menos tres evacuaciones amarillas grumosas durante cada período de 24 horas.

• La congestión de tus senos aumenta entre una sesión de lactancia y otra, y luego disminuye después de amamantar.

• Al cumplir los 10 días de edad, tu bebé habrá vuelto al peso que tuvo al nacer.

 

¡Bravo!

Estás en lo cierto, todas esas señales son correctas. Aunque la lactancia puede tardar un poco en arrancar, existen señales sencillas que te informan que tu bebé está recibiendo toda la leche materna que necesita.

El comportamiento de tu bebé puede informarte claramente si está recibiendo toda la leche materna que necesita diariamente.

 

ES BUENO SABERLO

Si puedes escuchar a tu bebé tragar mientras lacta, esa es una de las señales de que está consumiendo suficiente leche materna.

 

3) ¿Mito o verdad?

Un bebé hambriento estará un poco tenso inicialmente y luego se relajará conforme se va llenando.

 

¡Verdad!

A fin de cuentas, la lactancia debe ser una experiencia cómoda tanto para ti como para tu bebé. Tu bebé estará relajado y satisfecho, y tú no tendrás los pezones agrietados, enrojecidos, comprimidos ni adoloridos después.

Al igual que un adulto hambriento, tu bebé estará más relajado y cómodo después de comer. Tú también debes estar más cómoda, con los senos menos congestionados y sin dolor.