Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Share this MPI List
X

Superar los problemas de lactancia

La lactancia no siempre sucede de forma natural, pero con un poco de práctica puede volverse más fácil. Prueba estos sencillos pasos para ayudarte a enfrentar los problemas de lactancia.

Voltar
  • Asegúrate de que el bebé succione correctamente el pezón. Su boca debe cubrir más aureola en la parte inferior del pezón que en la parte superior. Para saber más consejos al respecto, lee nuestra guía para obtener una buena succión.
  • Habla con tu partera o médico si te resulta doloroso amamantar. Podría ser porque el bebé no está succionando correctamente el pezón.
  • Intenta rozar el labio superior del bebé contra tu pezón para que abra la boca. 
  • Entre comidas utiliza crema para pezones o leche materna para calmar cualquier dolor o sequedad. 
  • Usa compresas tibias si tienes conductos obstruidos. Consulta a tu partera o médico para que te den más consejos. 
  • Si tienes mucha leche o si tienes los senos  hinchados, extrae la leche a mano antes de alimentar a tu bebé. 
  • Si tus senos se hinchan, alimenta más seguido a tu bebé. 
  • Desde que comiences a amamantar, alimenta a tu bebé lo más seguido que puedas para aumentar la producción de leche: a mayor demanda, mayor producción.
  • Si los pezones invertidos están causando problemas, habla con tu partera o médico. 
  • Si los pezones invertidos están complicando la succión, usa la bomba de lactancia antes de amamantar.
  • Si el bebé se duerme mientras está comiendo, pégalo al pecho más lleno para una alimentación más eficiente.
  • Si tu bebé se queda dormido en cuanto comiences a alimentarlo, hazle cosquillas en los pies.
  • Si te saltas una toma, usa almohadillas. Los senos se tardan en reaccionar. 
  • Si tienes mastitis, alimenta a tu bebé más seguido o sácate la leche, con ayuda de tu médico. Para más consejos, lee Las 8 formas de prevenir la mastitis.
  • Si crees que tienes mastitis, consulta a tu médico.
  • Habla con tu médico o consejera de lactancia si sufres de reflejo de eyección doloroso.
  • Si tu reflejo de eyección es muy rápido o si el bebé parece estar incómodo durante las tomas, Lee algunos remedios prácticos para ayudar.
  • Recuerda que los problemas de lactancia deberán disminuir con el tiempo. 
Buscar

¿Aún no has encontrado
¿Qué estás buscando?

Prueba nuestro nuevo motor de preguntas inteligente. Siempre tendremos algo para ti.